Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

poema de   Jorge Judah Camerón

ARENAS DE SANGRE



    ¿Civilización o barbarie? La tauromaquia es la demostración absurda del poder del hombre sobre el inconciente animal, ya que éste sólo puede valerse de sus impulsos de vida ante la maravillosa diferencia que Dios le dio al ser humano: la mente. Hace más de cuatro mil años concluyó la era de Tauro... ¿Vivirá en la memoria o morirá en la arena? Una contienda absolutamente desigual y perversa. No es un combate, es una matanza. Cuando dos gladiadores luchaban en la arena del circo romano, cualquiera podía ser el vencedor. Aquí hay sólo uno, siempre el mismo. «De verdad deseas ser un héroe torero. Sácate la faja; desnúdate como el toro; lleva tu capa y espada y que gane el más fuerte. De lo contrario, lucha contra un cordero».
En un principio fue pequeño insondable la mirada,
ojos negros centelleantes como astros en la noche
y su cuerpo contorneado avivando sus impulsos
existencia tan fugaz, vigorosa y derramada.

Era un ángel de alas negras desplegando su belleza
con estirpe combatiente y una muerte asegurada,
con la fuerza de los siglos alentando su bravura
y en el duelo de la arena la agonía y la tristeza.

Con un giro y contra giro exaltaba su majeza
infortunio del destino vislumbrando la tragedia,
cuánto vives, cuándo mueres, y tu sangre tiñe el suelo,
¿Es posible que derramen jubilosos tu realeza?

En la tierra de los reyes te adoraron sabiamente
en el aire, en la tierra, en el agua, y en el fuego,
un bizarro victorioso con su estoque va marchando
y la masa lo proclama un señor honrosamente.

Son mensajes sibilinos que nos manda el universo
expurgando las heridas emanadas de otra era,
que se cierren de inmediato de una vez y para siempre
miedos culpas y soberbias de un pasado tan inmerso.

No concibo los mortales endiosados con la muerte
de los otros inocentes humillados de la vida,
esa lid es despareja más que lid es la matanza
de los otros indefensos que no tienen tanta suerte.

Poemas seleccionados por al escritor y poeta argentino © Jorge Judah Camerón, para su publicación en la revista mis Repoelas:


Arenas de sangre


El ángel taciturno



Hoy no moriré



 


Página publicada por: José Antonio Hervás Contreras