Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
Almohadón de niebla como llaga

PAULINA BONAPARTE

Fueron palabras y serán vacío
entre los palcos de la destrucción
Pere Gimferrer

I’ll be there today
With a big bouquet of cactus
Leonard Cohen


Cualquier noche es buena para descubrir
En el Delfos transparente que hace brillar el vodka
O en el vaso que espera como un fanal de luz
La voz por apagar
la sed tal vez
  de la memoria
O una senda nevada que conduce a espejos
Polvo en el espacio blanco que se abre
entre los muslos
                  desconocidos de una mujer
Faro húmedo o viático
Falo comulgado en un ahogado sacramento
Que redima tibio de sus labios
      la soledad compartida
      o el engaño

Esteno sumergida ahora en el olvido
Pendiente Euríale o Medusa serpentean
Viscosas en el silencio estridente
Jadeos tras las puertas

      que se pagan con la Visa en la penumbra
      eléctrica y rosada de los clubs
Sin saber qué hacer para estar solo
Ariadna deshace sus bragas y marca
Con un hilo de calor
        madre del vino
        la vía que conduce eyaculada
        a su Jordán de carne

Ella

    en cambio
      reclinada
Venus de Velázquez
no
de Canova
mármol frío
Alabastro translúcido de agua estancada
Piel blanca de Leia Organa en el tacto de nácar
enfurecido

Como Circe ocaso balbuciente

de soberbia
La tétrica diadema coronada
Ojos cejas y costillas
turbia
Risa roja tatuada de serpiente en labios tensos
O en altivas manos
nervaduras
Angostas de caricias y de espadas

Sobre algas

alas rotas
Perenne nada meta entre pedazos
Un puerto vacío
sin diques
al océano de cardos

Sobre el diván desnudo de los sueños
Sobre un diván adamascado de recuerdos
Almohadón de niebla como llaga
De un costado de navajas

punta airada
Sin quebrar rodillas hiel subida
Caña de líquenes al tiempo helado
Cristal de cuarzo con aristas en las curvas
sinuosamente blandas del deseo
Anclada con firmeza
como un quiste
De página arrancada de memorias

Y yo

    borracho como siempre
    levanto el cáliz que se escapa sacro al cierre
Viento seco en quillas herrumbrosas
Náufrago sobre el pecho
nido y sombras
Y la boya perforada en el neón
Pozo seco en el umbral de la garganta
      soy
Príapo desmedido o arrastrado por burdeles
Leandro en el Bósforo del tiempo huido
Orfeo vuelto hacia la nada
Mujer de Lot
tornada en sal
ceniza en polvo
    sin sentido
para nunca
    enamorado
 


Página publicada por: José Antonio Hervás Contreras