Estás en > Mis repoelas >Colaboraciones

 

relato de Marisa Lozano Fuego
MUERTE EN AZUL

Todas las mañanas se sentaba a escribir en la misma silla. En la oscura mesa caoba. Tras la ventana, el paisaje de siempre: un parque gris, descolorido y silencioso. Vacío de gorriones y de niños.
Cogía el cortaplumas y se abría las venas de la mano izquierda. Dejaba derramarse unas gotas sobre el tintero para no desangrarse, pero lo suficiente para poder su pluma en ella. Debía darse prisa, antes de que la sangre se coagulara. Era sangre azul, de aristócrata. De esas con un apellido compuesto, con cuadros que adornaban las paredes exhibiendo un rancio linaje.
Él escribía historias azules. Azules eran las princesas, las brujas, los villanos. Azules las montañas y los valles. Azules los castillos, los puentes, la hierba. Los lagos y los árboles. Azules las cabelleras, los besos. Azules las palabras de amor, los silencios. Azules los diálogos y las exclamaciones.

    El pelaje de los animales, celeste. Los iris del héroe, azul oscuro. Sus azules se difuminaban en tonalidades varias, como el crepúsculo se abre en diferentes tonos de rosa y violeta.
    Azules pálidos y azules negros. Azules eran las pasiones inflamadas, las iras encendidas, las excusas. Azules reconciliaciones y venganzas. Azul la soledad de hielo, la calma callada. La brisa.
    Poco a poco, sus folios se fueron cubriendo de azules y su cuerpo se volvió pálido.
    Se vaciaba de azul, y éste cobraba vida en sus historias. El escritor tan solo era una exangüe marioneta, que perdía color a ojos vistas. El único matiz azul que le quedaba era el de dos profundas ojeras, que surcaban su cara en óvalos casi perfectos.
    Sin embargo, no renunciaba a derramar su sangre por las páginas. Pues ésta, en el papel, mutaba en vida. Una vida más salvaje e intensa que la que jamás corrió por sus venas.
    Así, una mañana le encontraron derrumbado sobre la mesa. Las venas abiertas, vacías.
    Las pupilas fijas en ningún sitio.
    Y en las paredes, se plasmaban garabatos azules, que relataban el fin de su cuento.

Selección de poemas y relatos de © Marisa Lozano Fuego , para la revista mis Repoelas:






Me nace un poema….

Amor nieve ~ : ~ Bicolor ~ : ~ Carnívora ~ : ~ Bautismo ~ : ~ Mírame

Un frasco de paciencia ~ : ~ Clinc ~ : ~ Una nada por navidad


A Blancanieves le falta un enano ~ : ~ Muerte en azul

Caperucita es un número primo ~ : ~ La tienda esperanza ~ : ~ ¿Y qué?

Los poetas comemos ~ : ~ Ascensor nadie ~ : ~ Café eternidad


 


Página publicada por: José Antonio Hervás Contreras