Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 



ME CUESTA DIOS Y AYUDA NO ASESINAR A MI DESPERTADOR




Me cuesta dios y ayuda no asesinar a mi despertador

y quedarme en la cama como si hubiera muerto todo el mundo,

como si hubiera suficiente agua para aplacar mi sed,

y no doliera tanto el ruido de la vida, la furia del paisaje,

el flujo consumido de las letras, los baldíos mensajes de la televisión.

Me cuesta Dios y ayuda sostenerme en la sombra

y amar a mi hipoteca como la ama el banquero

el náufrago que espera al final de la fábula

que la isla quemada indique al barco ajeno

la posición perdida, la terrible carcoma

de creer que la vida pudo ser otra vida

o tener otra forma.

Me cuesta Dios y ayuda al descerrar los párpados

recomenzar el ciclo, descifrar los augurios, testimonios,

mensajes bajo la intimidad de cuanto no seremos,

el oscuro bullicio del mar entre las islas,

las cortezas del árbol que pretendía otro bosque,

el abismo que espera acariciar las nubes,

o las alas cansadas de cansarse

hacer salvo cansarse.

A fin de cuentas no dudo

que lo posible nos sigue soportando

porque ya nada pueden

por la fe en lo imposible.

 

Selección de poemas del escritor © Rubén García Cebollero , elegidos por el autor, para su publicación en la revista mis Repoelas:





Elegia a Don Josep Ramon Caubet Rovira

Me cuesta dios y ayuda no asesinar a mi despertador


[si el amor te esposa el corazón] ~ : ~ Adiós, tío Mariano


 


Página publicada por: José Antonio Hervás Contreras